baño de sonido

Actualmente está demostrado que el sonido afecta a las personas a distintos niveles y que según como se aplique, se pueden conseguir resultados sorprendentes. Esta técnica está enfocada a obtener beneficios generales a través del sonido. Las ondas de sonido actúan sobre el cuerpo físico, mental y emocional de la persona, ayudando a conseguir estados de relajación profunda que por sí solos tienen una incidencia positiva.

Efectos que se pueden obtener en una o varias sesiones de sonido:
Relajación
Atenuación del dolor físico
Mayor vitalidad
Sensación de descanso profundo
Activación del sistema inmunológico (o sea, aumento de las defensas) y por tanto mejora de la salud
Predisposición a trabajar a nivel profundo aplicando otras técnicas (regresiones, visualización, reprogramación, etc.)
Romper esquemas mentales
Deshacer nudos emocionales
Conexión con nuestro ser interior o esencia
Conexión con el aspecto espiritual (no ligado a las religiones)

La persona ha de permanecer estirada o sentada durante la sesión.
Duración aproximada: una hora y cuarto 

Anuncios